elmaritim
  LA SOLEDAD DE LA PORTERA
 


DE LA SOLEDAD Y LA PORTERA
 
       La portera es esa jugadora “diferente” del equipo. Aquella que viste de otra manera , que entrena aparte y tiene un objetivo distinto .
 
       Es aquella que vive de lejos las alegrías del equipo sobre el terreno de juego . Que ve el gol de sus compañeras y lo celebra , en la lejanía de su marco , con un gesto íntimo de satisfacción . Porque muy pocas son las ocasiones y las jugadoras que cruzan el campo a celebrar el gol con su guardameta.
 
       Es aquella que siente rabia y tristeza cuando sin la compañía de nadie ha de ir a buscar el balón a las redes de su portería . Quizás sean sólo unos segundos , unos pasos , pero casi siempre parece un camino interminable .
 
       Porque cada parada es sólo un lance del juego ; y cada gol encajado un hecho determinante . Porque cada parada es una oportunidad más de ganar y cada gol recibido , una menos de hacerlo .
 
       Son aquellas a las que alza o derriba la mera fortuna de un balón . Aquellas cuyos errores nunca pasan desapercibidos . Poco cambia si el delantero pierde una ocasión de gol , si al medio no le sale un regate o si a la defensa falla en el despeje . Pero si quien falla es la portera parece que tiembla el estadio entero . Si acaba en gol , se recordará y comentará por tiempo; si no es gol , se dirá que sembró dudas e incertidumbre en sus compañeras .
 
       La guardameta es aquella que manda y ordena a la defensa y quien las ha de cubrir cuando el rival las sobrepasa . La que desde el fondo del campo anima a cada instante a su equipo , la que sufre en silencio los errores ajenos y la que primero acude cuando cae una de las suyas .
 
       Hay que estar ahí , sobre la línea de cal blanca que separa el éxito del fracaso ; bajo esos tres palos que parecen un espacio inmenso ; en ese aire extraño y silencioso que mece las redes del marco cuando el balón está lejos , para poder conocer esa extraña sensación de sentirse como una deidad mitológica , sola frente al mundo , defensora de tantas ilusiones y sin el calor ni compañía de nadie .
 
            Y , de repente , un balón rasga el aire inmóvil en un silbante vuelo hacia la portería . Todo se desvanece , hasta las voces parecen callar y un velo negro oculta el resto del mundo . Y cierras los ojos un instante , tragas saliva y te lanzas a su encuentro . Todo o nada . Es la soledad de la portera .
 
 
                        Un relato original de Arturo Jiménez Marzal para el C.F.F. Maritim .
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas
Contador de visitas
Diseño web sevilla